Claves para una cocina práctica

Si hay una habitación en nuestra casa que necesita y debe ser funcional, seguramente sea nuestra cocina. Pero… ¿cuál es el secreto para garantizar un buen uso?

A continuación te explicamos las claves para que tu consigas una verdadera cocina funcional.

Opiniones de experto para conseguir una cocina práctica


Numerosos diseñadores y arquitectos han coincidido en que si existiese un ingrediente mágico para el diseño de cocinas útiles, sería el “triángulo de trabajo”.


Para los no iniciados en el tema, llamamos triángulo de trabajo al concepto de diseño para alcanzar con facilidad los tres componentes básicos y más utilizados de una cocina. Generalmente estos 3 componentes son el refrigerador, el fregadero y el horno o fogones.


Según estos profesionales, los pasos máximos deberían ser de 2 a 3 para cubrir nuestro triángulo de trabajo. Si superamos esa cantidad, ¡seguramente acabemos agotados después de una intensa jornada de cocina!

En Soinco creemos que las cocinas que se planean en torno al fregadero, nevera y fogones son las más eficientes y ergonómicas de usar.

Definitivamente trabajarás mucho más rápido en una cocina planificada desde el su diseño, ¿no crees?.

La tendencia hacia las cocinas espaciosas

La idea del triángulo de trabajo fue introducida en los años 40 por estudiantes e investigadores de diseño de la Universidad de Illinois, los cuales resumieron unas pautas específicas sobre su funcionamiento.


Entre todos ellos estimaron que debía haber entre 4 y 7 pies (o 122cm y 213cm) entre el fregadero y el refrigerador. En el caso de la distancia óptima entre el fogón y el fregadero se reducía hasta los 122-183cm. Entre el fogón y el refrigerador se estimó que no se debía superar los 274 cm de distancia.

Mantener el diseño funcional sin importar el tamaño de tu cocina

Obviamente no todos vivimos en enormes casas con espacio para cocinas de ensueño. Hay muchas personas que viven en pequeños apartamentos en el centro de las ciudades.

En estos casos, los componentes del triángulo se pueden organizar en un estilo totalmente lineal, pero siempre manteniendo la idea básica de los tres puntos.

En el caso de cocinas con los tres elementos en línea como es en el caso de pequeños apartamentos, se recomienda colocar la placa de cocción y fogones a un lado y el fregadero hacia el lado contrario, y tener un buen espacio entre ellos para preparar la comida.

Detalles que marcan la diferencia en tu cocina

Hay otros muchos trucos que mejoran la funcionalidad de tu cocina, por ejemplo, recomendamos colocar el estante de especias cerca de los fogones… ¡Así no tendrás que ir buscar la sal y la pimienta!.

Podemos destacar la encimera como “cuarto elemento” importante en nuestro espacio para lograr un gran diseño en nuestra cocina.

Una encimera estándar suele rondar los 600mm de profundidad, si aumentamos su medida hasta los 650 o incluso 700, podrás colocar dos juegos de platos, adelante y atrás.

Su altura debe adaptarse a los propietarios y no al revés, para obtener la máxima eficiencia en la cocción de los alimentos.

Primero diseño, después estética

Definitivamente, la distancia entre ambos lados de la cocina es clave para que el triángulo funcione con éxito. Si el espacio es demasiado grande, puede interrumpir el flujo de la cocina.

La buena noticia de todo esto es que una vez obtengamos el flujo óptimo de una cocina, podemos hacer de ella un lugar realmente hermoso. Si conseguimos el diseño de cocina correcto, podemos dar rienda suelta a la estética y la creatividad.