El último gran reto de Soinco: Cocina en blanco y negro con tres espacios diferenciados

Los años de experiencia en el diseño e instalación de cocinas nos ayudan enormemente a la hora de captar las ideas de nuestros clientes y plasmarlas sobre el papel, logrando ‘dibujar’ justamente lo que nuestros clientes tienen en la cabeza.

Sin embargo, los trabajos realizados para este cliente de Valdenoja nos supusieron un bonito reto debido a que, en realidad, era una cocina con distintos espacios independientes y donde nuestro cliente quería aplicar un toque distintivo para cada una de ellas.

El diseño y la dirección de obra han corrido a cargo de Trinchant&Donna, con los que ha sido un placer compartir trabajo y experiencia. Además, contamos con la ayuda de

El blanco es el protagonista total de la cocina, aunque utilizamos el negro, en muy distintos elementos, para establecer el contraste en la cocina.

A su vez, la cocina cuenta con distintas subestancias: el área donde encontramos los instrumentos de cocina, la zona del comedor y una zona de almacenaje.

Así, en la zona principal de la estancia, el área de cocina, instalamos una isla donde se sitúan la vitrocerámica y el fregadero. Sobre ambos, una campana decorativa, para la que contamos con la ayuda de Pando, un importante estudio de diseño de campanas decorativas de cocina. La zona de la pared del frente fue aprovechada para instalar una encimera, sobre la que se sitúa un mural con una fuerte carga decorativa.

En el área de la cocina elegimos unos armarios de corte clásico con formas geométricas y con tiradores en tonos plateados

Por otro lado, la zona del comedor, frente a la isla, tiene también un fuerte componente clásico, a base también de tonos blancos, negros y plateados. Para establecer una diferencia en la estancia, la pared en esta zona cuenta con una decoración distinta, también basada en tonos blancos y negros.

Finalmente, el área de almacenaje, vuelve a presentar el estilo de mobiliario del área de cocina, estilo clásico, con formas geométricas y tiradores en plateado. En este caso, para aprovechar el espacio al máximo situamos dos armarios verticales hasta el techo, con baldas extraíbles.

En cuanto al suelo, nuestros clientes optaron, de nuevo, por el blanco y el negro a lo largo de toda la estancia para proporcionarle el carácter sobrio y elegante que la caracteriza.

Nuestro cliente consiguió trasladar la cocina de sus sueños a su hogar, logrando la combinación perfecta entre funcionalidad y diseño.